miércoles, 20 de agosto de 2014




 Utilidad 

Es un perro sabueso, criado para perseguir presas durante la cacería aunque su popularidad como perro de compañía aumenta vertiginosamente, gracias a su carácter amigable y sociable, que le hacer adorable para convivir en familia, pero no en el caso de que se busque un perro de guarda, ya que no es su función proteger un hogar.

Carácter y temperamento 

Esta raza es amable, dulce y jovial. Estupendo con los niños y bueno también en su relación con otros perros, ya que es una raza evolucionó en jaurías, por lo que anhelan la compañía de otros animales, y en su defecto el tuyo. No acepta bien que le dejen solo, les encanta estar en compañía, y en caso de que no la tenga buscará otros medios de entretenerse, lo que le convierte en un perro bastante travieso y un poco testarudo a veces. 

Medidas

Altura 33-41 cm

Peso 12-18 kg

Actividad 

Pueden vivir muy bien en un apartamento si se les permite hacer un ejercicio moderado.

Salud y cuidados 

Son perros muy sanos, bastará con vigilar los ojos, y controlar  la dieta (suelen ser muy glotones) para no caer en el sobrepeso, con los problemas de salud que esto conllevaría.

Aspectos peculiares de la raza

Hay que tener cuidado con él si se tiene otras mascotas que no sean perros, a no ser que se les haya enseñado a convivir juntos desde cachorro.

No acepta bien la soledad, y no es una raza adecuada si pasamos mucho tiempo fuera de casa, y no tenemos un espacio para sus juegos. 

Requieren un entrenamiento paciente y con firmeza, debido a su carácter juguetón y activo.

Debido a su condición de sabueso, si no lo vamos a dedicar a este cometido, deberemos controlar sus escapadas y correrías por el campo, si lo queremos tener bajo control permanentemente. 

Esperanza de vida

 12 años  

Historia

El origen del Beagle es algo confuso, aunque hay fuentes que lo datan en épocas tan antiguas como el año 350 a.C, lo que sí parece seguro es que el Beagle fue llevado a Inglaterra por los romanos como perro de caza, y desde entonces fue utilizado en la caza de conejos, cruzándose con otros sabuesos autóctonos. Comenzó a ganar popularidad durante el siglo XIV, cuando los monarcas Eduardo II y Enrique VII, los utilizaban en sus cacerías.

A finales de los años 30, comienza a haber dos líneas en el mantenimiento de la raza, una que presta atención únicamente a las cualidades de caza del Beagle sin restringirlo a ningún estándar estético, y otra línea que intenta cuidar tanto su utilidad como su apariencia física, que ha dado lugar a la raza que conocemos hoy día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario